Políticas activas de empleo Balears año 2010

El Observatorio de trabajo del SOIB ha publicado un monográfico sobre el impacto de todas las políticas activas de empleo desplegadas durante el año 2010 en las Baleares. No tiene desperdicio.

Semejante ejercicio pone en valor el trabajo que se desarrolla desde los servicios públicos de empleo y por fin después de una década de la transferencia de competencias, aparecen tendencias cuantitativas sobre el efecto de las medidas públicas autonómicas para contrarrestar el incremento del desempleo.

El documento muestra los resultados cuantitativos de las principales acciones ejecutadas que se derivan de la estrategia de empleo plasmada en el POIB:

  1. Orientación e intermediación laboral
  2. Medidas directas de empleo
  3. Formación profesional para el empleo
  4. Medidas de apoyo a la iniciativa laboral
  5. Medidas de fomento de la igualdad de oportunidades

A vuela pluma aparecen reflexiones básicas; la crisis ha propiciado un mayor gasto público en políticas activas de empleo, lo que ha generado un mayor número de acciones y la atención de más ciudadanos. Es decir, la red pública ha dispuesto de más dinero y ha trabajado más para el ciudadano.

En cuanto a la eficacia de las acciones aparecen algunos datos estrella, como que la tasa de inserción laboral de las personas desocupadas es  9 puntos mayor si ha sido atendido por un técnico de empleo respecto de las personas que no usan la red pública de orientación.

El número de personas contratadas mediante programas de creación directa de empleo en el 2010 es de algo más de 3000 personas con un coste de más de 39 millones de euros. Casi nada. Esta medida, controvertida porque carga en la espalda de las administraciones locales la contratación de personal temporal, es una estupenda manera de bajar las tasas de desempleo a cotro plazo y de fomentar acciones de recualificación profesional.

No obstante, el desafio de la creación directa de empleo es que la contratación temporal del desempleado a través de un ente público le suponga un incremento significativo en su empleabilidad y no se convierta por el contrario en un parche coyuntural que fomenta trayectorias profesionales caóticas y desestructuradas.

La tasa de participación del área de intermediación del SOIB en el total de contrataciones de las Baleares es del 6,6%. Un dato que da juego, mucho juego y a todas luces mejorable.

Finalmente quiero insistir que analizar la ejecución de las políticas activas de empleo es necesario. Con independencia de las salvedades metodológicas que todo estudio de estas características tiene, del tratamiento de la información y de las dificultades inherentes que se asocian a la investigación social, hay que entrar en dinámicas de mejora continua y para ello hay que evaluar lo que se hace.

Es más, la ciudadania requiere datos, la administración necesita feedback sobre lo que hace y los políticos deben tomar decisiones basandose en hechos y no en intuiciones.

Informe sobre PAE en las Baleares año 2010

Anuncios

Acerca de treballaire

Blog especializado en el empleo y mercado de trabajo en las Islas Baleares
Esta entrada fue publicada en 2010 y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Políticas activas de empleo Balears año 2010

  1. “el nombre de persones contractades a través de programes de creació directa d’ocupació el 2010 ha arribat a 3.094 persones, amb un pressupost de 29.928.095 €, fet que representa un creixement de l’esforç pressupostari del 12,6 %.” El dato me parece demoledor. Hay un problema de eficiencia absoluto.

    • treballaire dijo:

      No puedo evitar citar de manera textual la opinión de la OCDE sobre las políticas activas de empleo de España en su último informe sobre Perspectivas OCDE para la recuperación sostenible de España ¨ Sin embargo, España aún tiene un largo camino por recorrer para que su activación sea eficaz. Parte del problema reside en la falta de claridad en la división de responsabilidades entre el gobierno central y las comunidades autónomas. Resulta vital crear los incentivos adecuados para fomentar la inversión en mejores prácticas por parte de las regiones. Los programas existentes deben ser supervisados con eficacia y difundir ampliamente la información sobre lo que funciona y lo que no funciona¨.

  2. Pingback: Más rápido, más alto, más fuerte | treballaire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s