Colapso económico de los programas de empleo en Baleares

Dice la RAE, si, esa que te enseñaron en la escuela;  la que limpia, fija y da esplendor… que el término colapso es un sustantivo masculino con diversas acepciones, entre las que destaca la de destrucción, ruina de una institución, sistema, estructura o paralización extrema.

El término viene a colación por el desenlace brusco de las políticas activas de empleo que vivimos en este último trimestre del año. Se acaban los programas de creación directa de empleo, cierran servicios de orientación, la formación ralea, las escuelas taller y los talleres de empleo apuran sus últimas actuaciones, mientras la coyuntura económica de las administraciones es un páramo de deudas.

Toca resituar un sector profesional que desde mediados de los 90 ha estado en pleno crecimiento neto de creación de empleo cualificado con cargo a las cuentas públicas. Hornadas de licenciados en ciencias sociales especializándose como orientadores, formadores, técnicos de selección, agentes de desarrollo local o de igualdad, preparadores laborales, coordinadores de empleo y demás tecnócratas de la función de recursos humanos.

Una vaca tan gorda que ya no hay pasto alguno que la alimente.

Austeridad, contención del gasto, recorte, tijeretazos, esfuerzos y sacrificios son ahora las palabras de moda y el mantra de los políticos. Sustituyámoslas por creatividad, compromiso, riesgo, profesionalidad, competitividad y planificación a largo plazo.

La administración autonómica en las Baleares ha sido el maná del sector  ya que ha financiado todo tipo de programas de fomento de empleo. Ahora esta seca, o casi.

No queda más remedio que apretar los dientes y salir adelante, pero hagamoslo bien; con cabeza, debatiendo, generando el máximo de alternativas, no dando por supuesto nada y descartando por análisis fundamental y técnico en lugar de por ideologías o pálpitos.

Hay va un decálogo de urgencia, con medidas polémicas para crear debate:

  1. Priorizar siempre a los colectivos más necesitados.
  2. Vincular prestaciones con actuaciones concretas de formación y cualificación profesional. Si no quieres o no puedes buscar trabajo o tampoco mejorar tu formación, se recorta la prestación.
  3. Apostar por la formación en yacimientos de empleo con tasas de crecimiento de ocupación y en sectores económicos relevantes, aunque sean de baja cualificación. Se trata que la gente tenga empleo como sea.
  4. Organizar todas las actuaciones por objetivos cuantitativos de atención y de inserción, por difícil que sea la coyuntura actual.
  5. Jibarizar las administraciones. Que se dediquen al empleo y la intermediación laboral únicamente aquellas que tienen competencias o las que fueron creadas para ese fin.
  6. Especialización total del SOIB, centrado en el desempleado y fuera de otros charcos, sistematización de los procesos de trabajo, atención multicanal digna y seriedad en el calendario de pagos a los agentes participantes.
  7. Airear el personal de las administraciones públicas, rotación organizada por puestos y funciones y sobre todo, contacto periódico con los demandantes de empleo para no perder la perspectiva. Desburocratizarse.
  8. Ignorar a los agentes sociales como partes activas de las políticas de empleo. Que recuperen su función básica, los sindicatos a defender los intereses de los trabajadores y las patronales a mirar por las empresas. Dejarse de lineas mastodónticas de subvenciones que solo alimentan estructura con nulo impacto en las tasas de desempleo.
  9. Dar entrada a otras organizaciones para la creación y gestión del empleo. Incrementar la competencia en la resolución de subvenciones. Seguimiento exigente de todas las actuaciones, donde la palabra del funcionario sea ley y el político de turno no la volteé porque así se lo exige un lobby.
  10. Organizar un verdadero programa de start-up baleares que atraiga emprendedores, fomente y fije a los ya existentes, abarate y simplifique la creación/consolidación de empresas, disminuya los gastos de contratación de personal y genere valor añadido con poco coste territorial. Un ejemplo similar al implantado en Chile

Muchas de las ideas expuestas son radicales, incorrectas políticamente y que en caso de ejecutarse generarían mucho malestar, pero a grandes males, grandes remedios o sino que alguien levante la voz y añada nuevas propuestas hasta que encontremos la solución más justa y sobretodo, la más eficiente. Nos va el futuro.

Anuncios

Acerca de treballaire

Blog especializado en el empleo y mercado de trabajo en las Islas Baleares
Esta entrada fue publicada en Sorpresa y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Colapso económico de los programas de empleo en Baleares

  1. ninagolf dijo:

    Muy bueno , sobre todo lo de los sindicatos y las empresas . Cada palo que aguante su vela. No a las subvenciones millonarias para hacer caja y ganar amigos con contratos millonarios

    • treballaire dijo:

      gracias ninagolf,
      Mal que les pese a esas organizaciones, la época de la barra libre se ha acabado. Ellas también estan a punto de colapsar, especialmente los sindicatos…

      • Ney dijo:

        es una época muy mala…pero ya es hora de que realmente surjan propuestas innovadoras y hagan que el modelo cambie,,,estrujemos el cerebro y entonces seremos competitivos… Se cierran muchos servicios: de orientación, de empleo… pero las administraciones deben buscar propuestas que reactiven el mercado y generen empleo.
        Pero eso requiere esfuerzo, prevenir, planificar….y estamos a otro nivel..sinceramente.

        Los trabajadores de los servicios públicos, deberian tener objetivos cuantificables, con un seguimiento periódico y como bien apuntabas con una rotación adecuada. Ya es hora de trabajar con calidad!!!!

        Vienen vacas flacas…muy flacas..vamos anoréxicas!!!

      • treballaire dijo:

        Gracias por el comentario Ney,
        Efectivamente vienen vacas anoréxicas pero que no nos den gato por liebre y que también se profesionalice la función política, aunque eso da para un post específico…

  2. Nerea dijo:

    Personalmente me ha gustado tus diez medidas de urgencia, necesitamos un cambio ya, aunque no tengo muy claro si los pasos que se están dando en estos momentos son los más adecuados, me puede la incertidumbre.
    Pero también creo que de esta coyuntura socio-económica saldremos bastante reforzados. De todo se aprende. Y ahora es el momento de que todos cambiemos el chip, trabajadores, empresarios, administraciones públicas, etc…
    Por mi parte lo voy a tomar como un proceso de aprendizaje y a ver que sucede.

    • treballaire dijo:

      Gracias Nerea.
      Creo que el cambio va a llegar de una manera u otra, en cualquier caso, la respuesta será reactiva ya que se prevé un recorte de prestaciones, servicios y oportunidades a los demandantes de empleo

  3. Pingback: Marchando una de prestaciones! | treballaire

  4. Pingback: Más rápido, más alto, más fuerte | treballaire

  5. Pingback: Active Labour Market Policies: empirical evidence and Spain | treballaire

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s